Arte Urbano y Minimalismo, ¿cómo combinarlo y no quedar fuera de la tendencia?

Arte Urbano es tendencia, el minimalismo también. ¿Con qué quedarse, entonces? Ante este dilema que se enfrentan muchos equipos creativos, en especial en el segmento jóven, cuando los públicos no tienen una segmentación muy fina y probada de estilos visuales, y desató un rico debate en el cual definimos un criterio interno. ¡Lo compartimos!

Minimalismo, Material Design, etc. VS Hip-hop, Reggaeton, Trap, Rap

La creciente e imparable tendencia del arte «urbano», donde podemos encontrar trap, rap, hip-hop, además de otros géneros musicales, como el reggaetón y fusiones de rock-pop cada vez con estilo más americano y no tan del tradicional rock-pop, producen que los criterios estéticos y conceptos deban ser muchas veces pulidos y refinados a fin de encarar una nueva campaña.

Y esos colores, sonidos y videoclips, tan vistos por muchos jóvenes y adolescentes, nuestro público objetivo en muchas campañas, buscan relacionarse con marcas y estéticas representativas de esos estilo de vida, esos conceptos, sus letras y motivaciones. Un arte gráfico con murales de colores fuertes, significados entre lo rebuscado y lo impresionista, una combinación extraña para quienes no forman parte de esos gustos. Sonidos modificados por computadora y edición digital, lejos del sintetizador de otras épocas. Sensaciones visuales, auditivas e impulsos psicológicos que nos motivan al deseo de ser parte, de una u otra forma, de estilos de vida que se muestran.

¿Sabías que ofrecemos el servicio de Diseño Gráfico On-Demand? Lo contratás, y pedís cuando necesitás algo, manteniendo siempre una estética y calidad visual, sin gastar de más ni empezar de nuevo con otro diseñador.

Y, al mismo tiempo, el arte moderno, la arquitectura y la web, que poco a poco ha decantado su «buen gusto» en un minimalismo, simplificación y el «material design» que combina ambos conceptos mencionados. Y esto genera un «ruido» en la cabeza de los creativos. ¿Cómo combinar, como amalgamar y armonizar ambas tendencias tan fuertes que nos obligan a este debate? ¿Cómo ser estéticos y a la vez generar impactos, y mezclar cosas tan diferentes y a la vez complementarias si uno es suficientemente creativo? ¿Cómo se aprovecha la diferencia de estilos?

Estetica y calidad en la comunicación visual, en tiempos de memes

Los «memes» son esas piezas que se comparten por algún motivo, tanto frases, videos, recortes, ediciones, capturas de pantalla y cualquier cosa que, de manera resumida, produzca la necesidad o impulso de querer compartirse. Y son el motor del engagement, la participación de las audiencias con sus me gusta y compartir, con el reenvío a tal o cual persona a quien puede ocasionarle una sonrisa o que se sienta representada.

Estos «memes» muchas veces no tienen una calidad pulida. No representan un equilibrio en sus proporciones, son copias y pegado de otras capturas o recortes que ni siquiera pasan por un equilibrio de tonos ni colores, tienen tres o cuatro tipos de fuentes tipográficas diferentes en un mismo pequeño recuadro, se insertan en otro mar de memes que son diferentes, otras veces son capturas de pantalla con datos tapados de forma desprolija.

Esta es otra representación de las piezas gráficas a las que estamos expuesto todos, en especial los adolescentes y jóvenes, el público entre 16 y 30 años al que, muchas veces, debemos seducir y persuadir en campañas de publicidad y comunicación. Y por contra partida, la estética muy cuidada y refinada de algunas marcas, el minimalismo también admirado por estos jóvenes, la simplificación de la escena. No es casual que esos mismos jóvenes que admiran el ruido que les provoca risas y motivación de compartir, tengan impulso por pertenecer a la estética de iPhone, con una estética también muy limpia en el sistema operativo de Apple, que busquen tal o cual marca de indumentaria que tiene un equilibrio impecable en lo que comunica visualmente.

¿Cómo combinar los estilos y qué recursos usar para una comunicación visual, con base digital, sea representativa e impulse a la pertenencia de nuestro público?

Elaboramos una serie de ideas, en medio del debate general, donde como usuarios y también como comunicadores, diseñadores, marketers y comerciales, pusimos en limpio algunos ítems y cuestiones a tener en cuenta como base a «una nueva estética».

  • catálogo digital diseño gráfico impreso virtual pdfApertura de mente: para adoptar las tendencias, aún cuando muchas veces al comienzo podemos encontrar que van en contra de las teorías aprendidas y que parecen indiscutibles.
  • Ojos abiertos: encontrar en la comunicación visual, el mercado, las redes, nuevas tendencias y otras regiones, aquellos indicios de cambios en las modas, nuevos segmentos, recursos y espacios a explorar.
  • Experimentar: tanto en la experiencia de combinar, mezclar, pero sobre todo en la de validad eso; las pruebas A/B son útiles, prácticas, rápidas y económicas como nunca antes; los focus group son fáciles de armar, simples de gestionar en épocas virtuales.
  • Plantillas: podemos generar plantillas de piezas que podamos reutilizar casi de forma infinita, las «ventajas móviles» como decimos nosotros internamente, son muy útiles. Elaboramos un marco de un color liso (o varias alternativas de colores que representan la marca) y en medio, en una ventana «transparente», insertamos la imagen variable que deseamos. Ahí sí analizamos una decena de opciones, la compartimos con otra persona que nos de feedback, ahí sí aplicamos teoría del color y revisamos la composición.
  • Ruido agradable: tenemos dentro de los colores, sonisos e incluso la narrativa, algunos errores aparentes, ciertos «ruidos» que se convierten en recursos para llamar la atención, generar un impulso dirigido, generar una molestia o incluso, ruidos agradables. No a todos gusta la música clásica, a otros el metal rock les parece una sinfonía. ¿Y si combinamos de forma equilibrada e inteligente esos dos géneros tan diferentes? (los invito a escuchar Apocalyptica, muy buena banda).

 

En resumen: es posible ser agradables, persuasivos, alcanzar nuestro público. Empatizar desde lo visual, el discurso, la estética general de toda una campaña, aún en tiempos de ruido visual, de omisión de las publicidades. Hasta a veces hacemos algo tan similar al competidor que se confunde, pero hay mucho por innovar, segmentar y descubrir.

Tagged: Tags

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *